Déficit vial, un cuello de botella para el crecimiento

02.11.2011 | Logística | Etiquetas: , , , ,

Uruguay tiene un déficit de inversión vial que ronda los 1.152 millones de dólares porque hace 10 años que destina menos recursos de los necesarios para mantener sus carreteras. Esto se agrava por el crecimiento de las exportaciones y de la economía que incrementaron el tránsito.

Estas conclusiones surgen de un estudio realizado por CPA Ferrere a pedido de la Cámara de la Construcción del Uruguay (CCU). Los profesionales a cargo del estudio fueron los economistas Alfonso Capurro y Gabriel Oddone. Según los economistas, para abatir el déficit, en un cálculo conservador, prácticamente hay que duplicar la inversión actual.

En los últimos 15 años Uruguay invirtió en el promedio de los quinquenios de gobierno alrededor de un 0,6% del PBI.

La red de vialidad bajo jurisdicción nacional es de 8.782 kilómetros, compuesta en un 50% por los corredores internacionales y red primaria, un 40% de red secundaria y un 10% de red terciaria.

El análisis de la inversión en vialidad en los últimos años muestra que en el último período se dio un aumento significativo: en el quinquenio 2005-09 se invirtieron aproximadamente 165 millones de dólares por año, un aumento de casi 70% respecto al período anterior. Sin embargo, buena parte de esa mayor inversión se destinó a obras nuevas (anillo perimetral, acceso este a Montevideo, puente Rio Santa Lucía), por tanto el monto remanente para mantener las redes existentes creció pero en menor medida.

“Aumentó mucho la inversión en dólares pero los costos también aumentaron. Entre 2000 y 2010, una canasta vial tipo aumento en el orden del 70%. Esto quiere decir que con los mismos dólares, 10 años después, uno construye menos kilómetros de carreteras. El problema es que en el medio tuvimos además un aumento muy importante del tránsito. Tuvimos una economía que creció como pocas veces en su historia, exportaciones que crecieron a un ritmo de 10% anual. Esto es realmente un registro muy importante y además casi todas las exportaciones han crecido impulsada por rubros que hacen un uso intenso de la infraestructura vial como son los granos y la madera”, dijo Capurro a No toquen nada.

Además de todo esto, la realidad económica nos sorprendió y mucho en la última década, afirma el estudio. En los últimos 10 años el área de soja se multiplicó por 30, la producción total de granos se multiplicó por 3,5 medida en toneladas y la madera por 3.

En el tránsito global medido en toneladas, en los últimos 10 años hubo una duplicación de la carga, pasando de algo más de 6.000 millones de toneladas por kilómetro a algo más de 12.000 millones de toneladas por kilómetro.

En resumen: más inversión en dólares, pero costos crecientes en un contexto de tránsito que ha aumentado mucho, y mucho más de lo esperado. Si bien el país ha hecho un esfuerzo creciente en términos de inversión, la misma no ha sido suficiente para acompañar este crecimiento de los costos y del tránsito, dice el informe.

En ese contexto, tomando como referencia la inversión del año 2000, el estudio concluye que en los últimos 10 años se ha acumulado una brecha de inversión de unos 1.150 millones de dólares. Hacia adelante, pensando en un horizonte de 15 años, el estudio concluye además que habría que invertir unos 440 millones de dólares por año para mantener la red vial nacional en un estado saludable.

Según el informe, “ese sería el tamaño del desafío en términos de infraestructura vial y la magnitud del esfuerzo que el país debería hacer para que su sistema de infraestructura vial no se transforme en un cuello de botella que impida el crecimiento de algunos sectores que hacen un uso intensivo del sistema de transporte”.

Fuente: www.180.com.uy